Autorizado a vivir

Me ha parecido adecuado comenzar este primer post haciendo honor a las sabias palabras de Eduardo Mazo, escritor argentino de lengua viperina y pensamientos oscuramente deliciosos. ¿Por qué “Autorizado a vivir”? Quién sabe, puede que el hecho de pensar que a veces no somos tan libres como creemos me golpeara en la parte trasera de la cabeza, como recordándome que en esta vida hay que pegársela una y otra vez para poder ganarse el derecho a pelear, a creer, a soñar, y en definitiva, a vivir.

Hablaba hace unos días con una amiga acerca de lo que nos espera en el futuro, esa imagen borrosa que no acaba de definirse puede que por miedo a que llegue antes de lo normal. Lo imaginamos en fotogramas, le dije, imágenes repetidas que pasan una detrás de otra tan rápido, que no alcanzamos a atisbar ni la mitad de lo que quisiéramos conocer. Ella sonrió como cada vez que mi mente se pone a hacer cabriolas sin parar; “No quiero cambiar con la edad, no quiero convertirme en una versión horrible de mí misma“, yo le dije que eso era inevitable, que las cosas evolucionan y que es mejor ir hacia delante, que desandar lo andado solo surte efecto cuando nos perdemos por una ciudad desconocida, sin embargo, esa opción no es válida si estamos perdidos en la vida. ¿Pero qué es estar perdido en la vida? Alguien me dijo que estamos perdidos cuando no sabemos a dónde vamos ni de dónde venimos, que hay cosas, valores y principios, que vienen como equipaje personal de cada uno; y que cuando perdemos todo eso, nos perdemos a nosotros mismos. Hace un tiempo esta misma persona, me dijo que en la vida, como en todo, hay varios tipos de caminos, me aseguró que los suyos sólo conducían en una dirección, el futuro, y que rara vez ponía frenos a sus pies. Pero claro, también decía que era más fácil no frenar cuando no sabía a dónde quería llegar. En ocasiones pienso que hablar del futuro es como tentar a la suerte, creamos a nuestro antojo historias que probablemente no serán ciertas y planeamos cosas que la mayor parte de las veces acaban por desvanecerse antes de tomar forma si quiera.

Eso le pasó a un amigo, padre y marido. Una de las mejores personas que he conocido, autorizado a vivir como todos, creyendo y viviendo desde la infancia y soñando con un futuro desde que el primer fotograma se le pasó por la mente. Tenía los ojos verdes y la risa contagiosa, la mente despierta y la boca llena de frases ingeniosas, pero se terminó su viaje como dicen algunos. No diré que es ley de vida porque nunca me ha gustado esa frase, es como si al de un tiempo tu carnet de socio se caducara y algo o alguien te cesara, con una enorme señal de STOP diciendo que ya está, que ya no hay vuelta atrás. ¿Y qué hay de nuestra autorización a vivir, de todo lo que hemos luchado por crear nuestra historia? ¿Qué ocurre con los abrazos que dimos y con las sonrisas que robamos? ¿A dónde van? Todo nos pilla por sorpresa, aunque pensemos que estamos preparados, nadie está preparado para renunciar a lo que más se quiere. Las palabras de Eduardo Mazo me vuelven a la cabeza cuando dice que:

Lo malo de la muerte

es que, casi siempre,

nos encuentra viviendo.

Querido amigo, padre, marido y compañero de vida, que tus ojos sigan brillando y que tu risa siga sonando y causando estragos en las personas que te aman. Tu recuerdo estará por siempre presente en nuestras vidas y siempre que te apetezca, pásate por nuestros sueños, nos vendrá bien verte sonreír y saber que estés donde estés, también estás autorizado a vivir.

Anuncios

3 thoughts on “Autorizado a vivir

  1. Gran trabajo Annie!!
    Me ha encantado!! Intimo y honesto, precioso!!
    Estreno tu sección de comentarios invitando a tus próximos lectores ha enviarte palabras de aliento y cariño.
    xx

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s